martes, 20 de septiembre de 2016

442.- Crónica 395ª reunión oficial de tejedores Madrid Knits (viernes, 16 de septiembre de 2016)


Crónica escrita y fotografiada por Rebeca


Para celebrar el último fin de semana del verano, el pasado viernes nos volvimos a reunir con las agujas y la lana. Empieza a hacer fresquito y en el café ya ofrecen las típicas delicias del otoño con aromas a especias, frutos secos y calabaza. Ya se piden menos batidos y más sándwiches calientes, así que de vez en cuando inunda el local un olor a queso derretido que hace temblar las resoluciones de nuevo curso más firmes.

Esta vez teníamos proyectos nuevos y proyectos aún en curso, que os enseñaré a continuación:


El día anterior a nuestra reunión, Almudena se impuso jornada intensiva y calcetó hasta acabar la puntilla de un lado del almohadón, y comenzó la puntilla del otro lado. Dice que está contenta con el resultado, y tiene motivo para estarlo, porque le está quedando una puntilla muy delicada.


Pilar ya ha terminado el poncho (dice que “claro, con esas agujotas…”) y ahora tiene que esperar a que haga frío para poder llevarlo puesto al monte. Ahora va a continuar con el vestido de Anny Blatt en alpaca morado que empezó hace dos años, pero que como no le ha apetecido ponerse con él hasta ahora, lo ha tenido aparcado, y ahora se ha propuesto acabarlo este año.


João ha avanzado poco en su saquito de garbanzos, que ha empezado con hilo de 12 y gancho de 1,5 (“o sea, muy fino”, dice). Es su primera labor en ganchillo y por eso va despacio y comete errores de vez en cuando. En la foto, vemos en su móvil cómo debería quedar el saquito una vez terminado. La pobre al final tuvo que deshacerlo casi entero en la reunión, pero mereció la pena porque ahora le está quedando una red más tupida (¡así no se saldrán los garbanzos de la bolsa!). No pierde el optimismo y siempre dice que el próximo saldrá mejor.

El peque de João nos hizo compañía toda la tarde junto a su madre. Es tan majo y se porta tan bien que le hemos preguntado en varias ocasiones a João si haría clones de la criatura por encargo, pero de momento no parece dispuesta...


Cristina F. Sigue con la chaqueta Apex. Le ha cundido mucho esta semana y al principio de la reunión confiaba en acabar la espalda esa misma tarde y poder empezar con algún delantero. Casi la terminó, le dio tiempo a hacer la última vuelta, aunque lo de poner los puntos de los hombros en espera lo dejó para casa. Como podéis ver en la foto, está creando una obra de arte, nos encanta el color, la textura… ¡todo!


Cristina G. ha empezado un amigurumi que va a regalarse a sí misma, para que le recuerde a una historia con un mensaje muy poderoso que os contará, quizás, en próximas entregas.


Eva continúa con su blusa a crochet, aunque avanza poco porque va deshaciendo de vez en cuando. El patrón le parece un poco malo y va decidiendo improvisar cada vez más. Durante la reunión, la suerte de la blusa pendió varias veces de un hilo (literalmente, jajaja)... Le va un poco justa de caderas y en cuestión de minutos barajó varias posibilidades: deshacerla entera, girarla cabeza abajo, añadirle puntos a los lados, añadirle cuñas triangulares para las caderas… El próximo viernes ¿quién sabe qué nos encontraremos?


Y para nuestra alegría y alborozo, ¡ha vuelto Sergio de sus aventuras neoyorquinas! Nos cuenta que ha tenido mucho tiempo para tejer, patinar y todo. A la reunión se trajo un stitch block cowl que está tejiendo con lana de Purl Soho y Madelinetosh de colores preciosos. Ya lo tiene casi terminado. No sé cuánto tiempo le durará tan blanco a su futuro/a dueño/a, porque es tan suave que, si fuera mío, me pasaría el rato manoseándolo.


Y yo, por mi parte, he avanzado un poco más en el jersey Albion, que ya va cobrando forma y parece algo más que una diadema. Como mi progreso es lento y no tengo muchas novedades que añadir, os puedo contar la historia de la lana con que lo estoy tejiendo: es la lana Mithril de la marca Stansborough, que compré en mi viaje a Nueva Zelanda en abril, y es la variedad de lana que se utilizó para tejer las “capas élficas” que llevaban los actores que interpretaban a hobbits en el rodaje de “El Señor de los Anillos”. A mi marido le gusta todo lo relacionado con Tolkien y está encantado con su futuro regalo. O lo estará. Aunque pique. Más le vale.

Como veis, con la vuelta al cole poco a poco nos vamos reagrupando y cada vez vamos siendo más. Si os apetece pasar una tarde por una de nuestras reuniones para conocer al grupo, podéis vernos este viernes mismo en nuestro próximo encuentro:

Viernes, 23 de septiembre de 2016
Lugar: Starbucks, C/Pedro Teixeira, 8 (esq. Avda. de Brasil)
Horario: 17.00 a 21.00 h

Puedes compartirlo

google